viernes, 19 de agosto de 2011

CINEMA NOIR: ANTOINE FUQUA EL NUEVO HOUSTON.


Magdiel Aspillaga

La primera pelicula de Antoine Fuqua que disfruté fue “The replacement killers” con las actuaciones de Mira Sorvino y Chow Yun-fat, recuerdo que en aquel momento me resultó bastante atípica, pensaba que se trataba de una película hongkonesa por el estilo de la puesta en escena, realmente era su opera prima, una cinta donde el autor salda una evidente deuda con el gran John Woo y donde pone sobre aviso de que va a seguir su cine posterior. "The replacement..." se desarrolla en ambientes oscuros, casi claustrofóbicos, personajes que viven alienados y con grandes conflictos sobre la eticidad y la moralidad, encerrados en sus propios destinos y condiciones como marginales, si en “Replacement...” la violencia es coreográfica (Woo) sus filmes posteriores van a “calmarse” y la violencia va a tener un sobrecogedor análisis social. Así como el cine negro de los 30 y 40 sirvió de análisis de una sociedad inmersa en la corrupción y la desilusión, los filmes de Fuqua están cargados también de desilusión, desolación, perdida, sus personajes no tienen un futuro mejor que tratar de seguir viviendo en mundos alienantes. Su posterior filme impactaría no solamente dentro del cine norteamericano sino en la mente de muchos cineastas que no se esperaban que este joven afroamericano con aspecto de productor de rap pudiera rodar y crear filmes que marcarían un antes y un después en el cine actual, me refiero a “Training day” con Ethan Hawke y Denzel Washintong quien ganó el Oscar a mejor actor de reparto en el 2001 por esta película. Un optimista y nuevo recluta del LAPD comienza su día de entrenamiento junto a Alonzo (Denzel Washintong) un experimentado y condecorado oficial de la policía. Toda la película tiene lugar en la ciudad de Los Ángeles durante un periodo de 24 horas que cambiará la vida de ambos policías. Rodada en reales locaciones de peligrosos barrios de Los Angeles. La puesta realista y cercana al valor documental es ya un sello del cine de Fuqua, con un soundtrack lleno de temas urbanos y de fuerte trasfondo marginal. En el transcurso de solo un día, el realizador expone todo el trasfondo y la corrupción no solo dentro de la policía sino como dicha contaminación llega a tocar las altas esferas del poder, de ese poder invisible que rige muchas de las acciones que suceden en la trama. El joven y optimista cadete descubre la corrupción y suciedad que rodea la bucólica visión que el poseía sobre la ley, todo esto lo pone en un conflicto moral (conflicto en el que se colocan muchos de los grandes héroes del cine negro) y tiene que decidir si continuar luchando por su ideal y el ideal que el conserva de lo que es la ley y la justicia o sumarse al mundo real y contrario de corrupción. Muchos personajes del cine de John Houston o del cine negro en general de los años 40 son detectives o antiguos policías que ya están conscientes de esta doble moral, piensan que todo está perdido y por alguna razón, muchas veces ajena a ellos, se ven involucrados en situaciones en las que deben decidir cual verdad (moral y ética) deben escoger, por lo cual trágicamente suelen dar la vida. Si en el clásico cine negro una mujer seductora envuelve en una trama oscura a un detective semi- alcohólico, donde este se reivindicara salvando los valores de eticidad y justicia. En el cine de Fuqua donde mantiene muchos de estos arquetipos, no existen seductoras mujeres de alta clase, por el contrario prostitutas del bajo mundo, drug dilers, asaltantes baratos, son los nuevos protagonistas del nuevo cine negro, si ya Polanski en “Chinatown” proponía un cine-noir mas contemporáneo, basado en el valor sico-sexual de los caracteres presentes, ahora Fuqua traspola esto de manera mas extrema, dos hombres en una convulsa y violenta ciudad durante solo 24 horas deberán enfrentarse en un duelo donde lo que se juega no es solo la vida sino también la razón moral por la que se vive. Es tanto lo corrompido que de nada vale tratar de salvarlo, por eso el personaje de Alonzo tiene una verdad propia que lo convierte en un héroe de una magnitud tan grande como la del joven “novato”, solo que es un héroe caído, oscuro, el héroe villano que por lo regular trae consigo y con su aparición la verdad sobre la historia que nos esta mostrando el realizador. Este duelo se hace sublime cuando dos actores de la talla de Denzel Washintong y Ethan Hawke lo ejecutan de manera memorable.

La otra cinta que mucho me impresiona de Fuqua y confieso que es una de mis cintas preferidas de cine policiaco junto con el “Halcón maltés” del mencionado John Houston, es “Brooklyn finest” del 2009 con un elenco que cuenta entre otros con Richard Here, Ethan Hake, Don Chedle, Wesley Snipe, Ellen Barkin, Will Parton. El director desarrolla varias historias paralelas que están vinculadas y van a coincidir hacia el final del filme en una misma locación.
El policía (Richard Gere) se encuentra en la última etapa de su carrera, decepcionado del Departamento para el que trabaja inmerso en el alcohol las ganas de quitarse la vida y el amor por una prostituta, a solo una semana de su jubilación. Por otro lado otro policía, Sal Procida (Ethan Hawke) tiene que conseguir un dinero para salvar a su familia de la pobreza que lo abruma. Clarence "Tango" Butler (Don Cheadle), es un policía que siempre se ha rodeado de hombres leales y que tiene una relación especial con Caz (Wesley Snipes), que es uno de los narcotraficantes de Brooklyn, actualmente en la cárcel. Envueltos en la operación del departamento de policía de Nueva York cuyo objetivo es limpiar las calles de la ciudad de droga, los tres agentes se verán arrastrados por la violencia extrema y la corrupción que asola la zona de Brooklyn.
Esta es en esencia la sinopsis pero la película va mucho mas allá y es mi película preferida de Fuqua, la presentación del personaje de Gere, en la madrugada sonando su despertador y saltando de la cama aun con resaca tomando su revolver de golpe e introduciéndoselo en la boca con ganas de dispararse, de salir del mundo, es uno de los momentos mas brillantes que he visto en cine en mi vida. La película fue acogida con mesura por la critica sobretodo la norteamericana a la cual evidentemente no le cayó bien la denuncia y el universo descarnado sin afeites que ofrecía este Fuqua mucho mas pesimista y violento. Sus filmes navegan entre el nihilismo y la muerte, entre el final y la presencia de lo corrupto, los valores éticos promulgados por el poder y las instituciones son cuestionados en todo momento por su cine, los míticos héroes del cine que por lo regular son policías, ahora regresan como corruptos o en el mejor de los casos sin ningún tipo de esperanza en la vida, antihéroes por excelencia, desilusionados de la vida y de todo el ideal por el que en algún momento de sus vidas lucharon. El critico y hacedor de reviews Roger Ebert cita sobre “Brookyn finest”:
"La fuerza de la película reside en sus interpretaciones y en su oficio, pero se queda muy lejos de la marca que obviamente se ha establecido Fuqua".
No se a que marca se refiere, la huella principal de Fuqua es el traer de vuelta un “cine- noir” pasado por el actual filtro universo del rap, los vendedores de crack, los grupos mafiosos, la corrupción policial, los barrios suburbanos de L.A o NY, las minorías étnicas como grupos sociales que pugnan y defienden un lugar dentro de una sociedad que a veces le cuesta trabajo reconocerlos, personajes que se debaten en conflictos morales y filosóficos dentro de universos cerrados, pensar que “Brooklyn...” es un filme menor es aceptar lo molesto de su carga social y su cuestionamiento sobre el stablishment. Definitivamente pesimista como aquellos filmes donde el héroe alcohólico encarnado por Humphrey Bogart se enamora de una mujer de dudosa catadura moral y tiene que decidir entre el bien y el mal, ahora es Richard Gere el policía que no cree en lo que ha luchado durante toda su vida, enamorado de una prostituta y sumido en el alcohol, su único escape ante un mundo tan descarnado y cruel donde se sigue debatiendo entre el bien y el mal como milenarios e íntimos enemigos. Un cine definitivamente genial como el de John Houston quien continua en la visión desoladora de este nuevo y gran director norteamericano que es Fuqua.

Antonine Fuqua nació en 1966 entre sus otras películas se encuentran también “Tears of the sun”, “Shooter”, “King Arthur” (producida por Jerry Brukheimer quien seguro quería que Fuqua le realizara una “Piratas del Caribe”, por el contrario el mismo le hizo una versión bastante oscura y agresiva de la conocida historia). Actualmente Fuqua prepara actualmente un biopic sobre Tupac Shakur.

No hay comentarios: