lunes, 23 de agosto de 2010

EL CIELO SOBRE MIAMI.


M. Aspillaga.

Anoche me enamore de una muchacha que trabaja en Blockbuster, ella no sabe nada, no lo puede imaginar tan siquiera mira mis manos y el par de filmes algo mustios que escogi, no habla bien el espanol aunque es de origen latino, ojos chinos, piel blanca y los demas colores los conocen del tipico uniforme azul y caqui –Tenemos un especial y se puede llevar un popcorn, una soda y un candy-
Asi sin mas nuevamente el cine, el amor, la muerte, el deseo, el sexo, la desenfrenada pasion de ver, oir escuchar y despues caminar mortalmente en mi carro por la desierta ciudad de regreso a mi dvd a mi reproductor a mi mente y a mi noche, de cazador, Robert Mitchun-Charles Laughton y los dioses, amarrado bajo un lago atado a la cama mientras mi cuerpo flota y yo sigo desfilando mi profunda y real neuralgia, lenta y sigilosamente cada dia.

Llegue... tire los filmes despreocupadamente sobre el cielo, es Polanski la ultima, no importa, ya nada importa, busco desesperadamente una cerveza y hablo conmigo en lo que tomo lentos sorbos de mi trago, salgo a la piscina y me asomo en sus transparentes y azulosas aguas, la chica del Blockbuster esta debajo flotando amarrada a la pata de su cama. -Que haces ahi? Ven sal. -No, estoy bien, tranquilo, (esto me lo dijo en ingles) y siguio sumergida tranquila y silenciosa lastimandome con su belleza, caqui, azul, blanco y negro, negro pelo y algo de acne rosado y suave en cada lado.
Un telefono y despues amigos, lentos recuerdos musicales, pasarla bien y dejar que la noche avance mientras llueve y sufren de dolor los pantanos y todas las costas adyacentes. Trato de parecer normal, me comporto, convenio con mi doble que se quedo en casa asomado a la piscina, pero yo sigo siendo o aparentando sobriedad (falsa pero sobriedad al fin y al cabo), parezco un personaje de Ken Loach. Termina la noche, la vida si es preciso y vuelvo a dormir, a tratar por lo menos, sabiendo que una mujer vive en la piscina (esto es mas Shyamalan) lo reconozco soy un copiador profundo un pobre imitador de imitadores, mueca falsa o desden siniestro de valerme por mi mismo y lamentarme en fin que mas sigo y sigo hablando y fabulando en lo que el dia se espera....ALARMA...me despierto y salgo asustado, la alarma se activo, algun asesino dentro de la casa dispuesto a sacarme de este mundo de la manera mas terrible, quedo congelado junto al perro esperando el amanecer inmovil incapaz de tomar ninguna decision, solo como una cursi imagen poetica junto a un perro en lo mas profundo de la noche esperando el amanecer... AMANECE. Hoy no he hablado de cine, no he hablado de casi nada, solo bucolicas imagenes egocentricas sobre el miedo, la vida, la necesidad de amar y ser amados comprendidos por encima de las diferencias y despues que mas, sentarte bajo la noche en la piscina a mirar a una mujer y soñar, tranquilo sin cine, sin muerte que mas, asesinado desde hace mucho por ese criminal que activo la alarma, por la misma conciencia lista y promisoria de hablar y comunicar en medio de tantos y tantos. -La devuelve el miercoles (esto lo dijo en ingles) segura y mandatoria, lo recuerdo. Una amiga me invita a comer, vemos los filmes, comemos y despues regreso, este fin de semana avanza extraño. Calles sin sentido y nuevas voces que desconozco. Empieza la semana y me devuelvo como un objeto dejado a la marea, como un vomito, como un recuerdo inconcluso, como una cosa cualquiera que se yo, como un sustantivo, como una pelicula con cargos, descuentos y promociones. Me sabe asi la vida y la sigo sobrellevando.

5 comentarios:

Galatea dijo...

En el fondo de todas las aguas hay un universo luminoso que se repite como loop, solo que apenas alcanzamos a verlo, el azul tiene eso, vela, confunde, distrae, diluye...Tiste pero hermoso tu articulo, muy, de los mejores que he leído en los últimos días. Un baso, y gracias.

La alcancia del artesano dijo...

Gracias a ti por todo....otro beso.

Julie De Grandy dijo...

Me encantó este texto, lleno de sensualidad desolada y realismo mágico. Me hizo evocar uno de mis libro favoritos, “Der Steppenwolf” de Herman Hesse.

Julie

Anónimo dijo...

"Por su obra se conoce al artesano" Prefiero esta alcancia cuando se llena con tu creacion. Bello texto.

Anónimo dijo...

me gusta, me gusta mucho...Teresa María.