domingo, 16 de mayo de 2010

WONDERWALL.


M. Aspillaga

Todo se trata de un estado mental…siempre me lo han dicho -todo es un estado mental-En un capitulo de “Nip tuck” el doctor Sean lleva a la jovencita niñera de regreso a la casa, la joven pone en la radio el tema de Oasis, “Wonderwall”, el cirujano le pregunta que significa Wonderwall y ella le dice que es alguien cool que esta a tu lado, alguien alegre, CORTE, el medico desvía su rumbo y el próximo plano que vemos es un cenital donde el mismo le hace el amor a la muchacha en la cama de un desolado motel.
Decidí ir a ver a Lucrecia en concierto, boleros de un lugar lejano, de una tierra que forma parte de otro estado mental, de una ciudad que es un estado mental, de una historia que es un estado mental y Lucrecia genial y directa visceral profunda y nuevamente Wonderwall…creo que no todo tiene la lógica aristotélica que a veces deseo que tenga, así sucede con un universo que por momentos me llega confuso en fragmentos, reminiscencias de algo que fue y vuelve a través de Lucrecia o de Oasis (Wonderwall) desviar tu ruta y acostarte con la niñera en lo que afuera esta lloviendo, todos encerrados en aquel cuarto de madera junto al puerto del “Desierto rojo” y Monica Vitti segura y sin gestos en lo que Antonioni le pisa ligeramente el dedo gordo para que su rostro sufra una ligera transformación gestual primer plano o plano general, y todos no sabemos que hacer, esto termina mal, en sexo y orgia nadie sabe que va a suceder, pero no hay comunicación, “no hay banda” todo es un estado mental y cuantas veces hube de caminar por aquí o por allá y por supuesto por la vereda tropical quiero besar tu boca….y después seguir recordando suavemente suicidándote como ocurre una y otra vez –Titon no suicida a Sergio- no suicidio- no suicidio- juicio moral-juicio ético sobre esto o aquello- juicio o punto de vista- yo solo quiero estar tranquilo (alguien dijo) y morirme en Cuba en ese otro estado mental, sigue cantando Lucrecia sola bajo el directo halo también cenital de luz y es Celia y es salitre y es Cuba ese estado mental que sigue siendo y es reminiscencia, Cuba no es, Cuba somos Cuba es cuando te duele algo o vas al baño Cuba no es un nombre es un estado mental, -nosotros somos- que mas decir o hacer. Yo hace tiempo que no emito juicio alguno, solo me siento y escucho Wonderwall en lo que la lluvia cae sobre el cristal de mi carro.


El teatro parece quedarse expectante, Lucrecia canta, piano, su voz y nuevamente silencios que son profundos compases, Monica Vitti se entreve con Alain Delon en lo que la Bolsa de valores esta congelada, el tiempo, el mundo y todo lo que esta arriba de ambas cosas quedan congeladas. Tesis, teorías, emisiones de juicios, temas morales y filosóficos sobre este o aquel destino o sobre esta o aquella imposición van a pasar a componer esa extraña materia que se llama muerte mi único y verdadero temor sobre la tierra.

Lucrecia termina de cantar y todo queda en silencio, exacto de solo segundos, proscenio de otra lluvia de aplausos. Afuera la ciudad avanza a la noche dispuesta a sumergirse en su otra patria, mientras los cines se esconden de la muerte entristecidos.

3 comentarios:

Lili Renteria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lili Renteria dijo...

Waooooooooooo, que bello, en esa misma madrugada y después del concierto de Carlos Varera y de Lucrecia, recordando nuestra rica conversacion de esa tarde yo sonaba con la iniciación de un rodaje, donde una muchacha llevaba un caracolito en su mano, para enterrarlo en la arena, y cuando levantaba su vista, para su curiosidad se encontraba con una isla dentro de otra, cercada por una cinta amarilla, de esas que dicen CAUTION, en fin... gracias por escribir así.

La alcancia del artesano dijo...

Estamos conectados, gracias a ti por el comentario.